Discussion about terms of use is ongoing | 4th General Meeting

Democracia Directa

De Anarcopedia

(Redirigido desde Democracia directa)
Murray Bookchin, anarquista en favor de la democracia directa

La democracia directa es un mecanismo en cada una de las personas asociadas a determinada agrupación pueden exponer sus puntos, iniciativas y propuestas actuando directamente sobre ella y dirigiéndola. Hace enfasis en la decisión y el cumplimiento común de acuerdos, siendo entonces una forma de democracia en la que los ciudadanos pueden participar directamente en el proceso de toma de decisiones políticas, cada ciudadano representándose a sí mismo.

Por lo tanto es una democracia sin representantes, que no está esmerada en elegir gobernantes sino en los mismos ciudadanos elegir o construir propuestas. Cada persona perteneciente a una asociación, debería estar allí por su propia causa o su propio interés, por lo que no tiene necesidad ni sentido ser representado por otros. Al oponer democracia directa a democracia representativa, se rechaza a todo representante que pretenda hablar en nombre de otros, actuar en su lugar o peor aún en su interés.

Algunos métodos de democracia directa pueden dar a los ciudadanos poderes legislativos y ejecutivos, aunque la mayoría propuestos o practicados dan a los ciudadanos la dirección del proceso legislativo, dejando la función ejecutiva a delegados sin mayor poder deliberativo que el de ciudadanos.

La democracia directa, en un sentido moderno, consta de tres pilares concretos:

  1. La asamblea como manifestación de la iniciativa popular
  2. La delegación revocable
  3. El mandato imperativo

La democracia directa es entendido como "el gobierno directo del pueblo" mediante consultas y asambleas populares. La ciudadanía tiene derecho a proponer, aprobar o vetar leyes y es quien de derecho y de hecho detenta el poder, así como retirar el apoyo a un delegado en cualquier momento.

Contenido

[editar] Caracterísitcas

[editar] Reunión asamblearia

La reunión asamblearia es la denominación dada a las reuniones participativas o asambleas generales donde todos los involucrados por un determinado asunto o miembros de una misma organización sobre todo asunto que concierna a la vida de dicho colectivo, pueden dar su opinión o decidir sobre un tema directamente representándose cada uno a sí mismo. En este tipo de asambleas puede preferirse la decisión por consenso para llegar a acuerdos mínimos aceptables para todos los implicados y reservarse las votaciones para los casos en los que no hay acuerdo posible, en tales casos se prefiere la mayoría simple, dejando para situaciones más delicadas o comprometedoras aun mayorías de 3/4 o de 2/3 por ejemplo que necesiten una contundente legitimación.

La democracia directa al no hacer apología de la dictadura de la mayorías y al provenir de la asociación voluntaria e igualdad de poder de los ciudadanos no puede hacer que la asamblea obligue a los individuos en desacuerdo a formar parte de una decisión cuandos estos así lo han manifestado abiertamente, y al contrario por respeto a las decisiones de de los adherentes la asamblea obliga (mutuamente) a quienes hallan aceptado abiertamente una resolución, indistintamente si han estado a favor o en contra de ella, a cumplir su compromiso. La asamblea es la que aprueba las normativas consesuadas bajo las que se regirán los participantes o se tomará determinada acción.

[editar] Delegación revocable

Cualquier delegado puede ser removido de su cargo en cualquier momento, es decir carece de privilegios o inmunidades. Parte del principio del derecho libertario, del derecho de revocación, de que siempre hay la posibilidad de cuestionar cualquier situación y cualquier compromiso en el momento que se estime que éstos se inscriben en una lógica opresiva o que pueden mejorarse sustancialmente. Pueden existir varios mecanismos para hacer recaer la responsabilidad por las consencuencias de la revocación tanto de un mandato como de una normativa en quienes así la han decidido.

[editar] Mandato imperativo

El delegado carece de poder deliberativo especial además del que tiene como persona integrante de un colectivo. Puede, si así es decidido por la asamblea, tener poder ejecutivo o atribuciones de autonomía responsable; pero no puede adoptar decisiones diferentes a aquellas para las que ha recibido mandato por parte del colectivo que lo delega.

[editar] Comunicación

[editar] Facilidades actuales

En relación con este concepto tenemos el de democracia electrónica, que relaciona los mecanismos de la democracia directa con el uso de Internet y otras tecnologías de comunicación.

[editar] Desarrollo anarquista del concepto

Asamblea a Kronstadt (1917)

El anarquismo han adoptado posiciones críticas frente a la democracia convencional o democracia representativa y postula la democracia directa[1]. En efecto para el anarquismo no se trata sólo de rechazar la representación política, sino cualquier forma de representación, percibida como forzosamente exterior y manipuladora, distinta de las fuerzas reales que constituyen las cosas y los seres.

Si bien el concepto y su praxis no la crearon los anarquistas, sí son el único movimiento político que la incluye como parte intrínseca a su ideología haciendo una defensa contínua de ella planteando mecanismos para su aplicación. Debido a que promueve asociaciones autogobernadas, sin Estado ni autoritarismo, sus concepciones sobre las formas de tomar decisones sociales e inclusive económicas se basan en la idea de democracia directa, relacionadas intrínsecamente con el recurso a la autogestión, la asamblea (democracia asamblearia), de la mano de la justicia por conmutación, y la organización de ditritos autogobernados o de empresas democráticas[2].

Contemplan la instauración de mecanismos como asambleas de barrios o presupuestos participativos para los sectores comunes, donde la ciudadanía tenga un papel activo y predominante en la toma de decisiones tratando de desplazar así las burocracias y sentando las bases para lograr una democracia directa en la comunidad y en la empresa (una persona=un voto) que acabe con el capitalismo y con todo monopolio, entre otras cosas, habiendo algunos intentos de lograrlo a nivel municipal.

En los últimos años han ido apareciendo movimientos de izquierda alternativa que de forma más o menos parecida al anarquismo defienden un modelo de democracia directa que vaya sustituyendo a la democracia representativa. Ese modelo de democracia directa estaría basado no sólo en la celebración de referendums para la toma de decisiones importantes concretas, sino también para conseguir espacios donde la ciudadanía tenga un papel más activo que el tradicional en la toma de decisiones.

[editar] Historia

La democracia directa fue experimentada por primera vez en la antigua democracia ateniense (comenzando en 508 A.C.). Esta experiencia duró aproximadamente dos siglos, durante los cuales el poder recayó en una asamblea en la que estaban todos los ciudadanos varones, los cargos públicos eran elegidos por sorteo, y un representante elegido por la asamblea se encargaba de liderar el ejército de la ciudad (y era llamado estratega).

Las restrictivas condiciones para ser considerado ciudadano (sólo los varones lo eran), y por tanto poder participar en la vida política de la ciudad, así como el tamaño reducido de la ciudad-estado de Atenas por aquel entonces (en torno a las 300.000 personas) minimizaban las dificultades logísticas inherentes a esta forma de gobierno.

También hay que tener en cuenta la historia romana, en la que los ciudadanos realizaban y aprobaban las leyes, que comenzó en torno a 449 A.C. y duró aproximadamente cuatro siglos, hasta la muerte de Julio César en 44 A.C, aunque muchos historiadores ponen el fin de la República romana en el año 43 A.C., con la aprobación de una ley llamada Lex Titia. Según algunos historiadores, el hecho de que los ciudadanos tuvieran el protagonismo de hacer las leyes fue un factor importante que contribuyó al auge de Roma y la civilización grecorromana.

Después de estos antecedentes lejanos en el tiempo, esta forma de gobierno ha sido muy poco utilizada (algunos gobiernos la han implementado en parte desde entonces, pero no hasta el nivel de la antigua Atenas). Las democracias modernas generalmente funcionan mediante representantes elegidos por los ciudadanos, lo que se conoce como democracia representativa.

La era moderna de un acercamiento a la democracia directa comenzó en las ciudades de Suiza en el siglo XIX. En 1847, los suizos añadieron el referéndum estatutario a su constitución. Pronto pensaron que tener solamente el poder de vetar las leyes que producía el Parlamento no era suficiente, y así en 1891, añadieron la iniciativa de enmienda constitucional. Las batallas políticas suizas desde entonces han ofrecido al mundo una experiencia importante en la puesta en práctica de este tipo de iniciativas.

Muchos movimientos políticos en el mundo buscan la evolución desde el actual sistema de democracia representativa vigente en la mayor parte de las democracias moderna, hacia algún tipo de democracia directa o democracia deliberativa (basada en la toma de decisiones consensuadas más que en la simple regla de la mayoría).

[editar] Acercamiento a la democracia directa

Suiza es el mejor ejemplo de sistema político moderno de un acercamiento a la democracia directa, pues posee los dos primeros pilares tanto a nivel local como federal. En los últimos 120 años más de 240 iniciativas han sido votadas en referéndum, aunque la ciudadanía se ha comportado de forma conservadora, aprobándose sólo un 10% de todas las iniciativas. Además, algunas veces se ha optado por iniciativas que son reescritas por el gobierno.

Otro ejemplo importante son los Estados Unidos, donde a pesar de no existir democracia directa a nivel federal, más de la mitad de los estados (y muchos municipios) permiten que los ciudadanos promuevan la votación de iniciativas, y la gran mayoría de los estados cuentan con iniciativas o referenda.

Esto son más bien casos de democracia participativa o semidirecta , en la que se aplican mecanismos de la democracia directa a la democracia representativa para que los ciudadanos tengan una mayor participación en la toma de decisiones políticas. Son modelos políticos que facilitan a los ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una "influencia" más o menos directa en las decisiones públicas, pero no el control directo de su gobierno, por tanto no son ejemplo propios de democracia directa.

[editar] Ventajas y desventajas

La objeción más importante que se suele achacar a la democracia directa se refiere a su practicidad y eficiencia. Decidir sobre todos o casi todos los temas de importancia pública mediante referéndum puede ser lento y costoso, y puede provocar en los ciudadanos apatía y fatiga. Los defensores actuales de la democracia directa suelen sugerir que la democracia electrónica (con herramientas como los wikis, los foros o la televisión) puede paliar esos problemas.

También, dado que las preguntas deben ser cortas, con una respuesta de sí o no, los votantes podrían elegir políticas incoherentes. Por ejemplo, una mayoría podría votar a favor de reducir los impuestos mientras una mayoría podría también votar por un incremento del gasto público en educación. La respuesta común a esta crítica es que el problema de las decisiones inconsistentes no es exclusivo de esta forma de democracia.

Algunos estudiosos utilizan el término democracia semidirecta para describir sistemas de democracia directa que cuentan con mecanismos para proteger las libertades civiles así como para proteger de la mayoría los intereses de las minorías. Sin embargo, dado que la democracia directa suele funcionar siempre de esta forma, la necesidad de dicho término no está del todo clara. La puesta en práctica de la democracia directa suele traducirse en un proceso de confrontación, en el que la ciudadanía discute y elige dos opciones definidas por expertos. Este proceso se caracteriza por una falta de deliberación orientada hacia el consenso.

El modelo canadiense de asamblea de ciudadanos sortea muchas de las desventajas de la democracia directa a través de un proceso basado en la deliberación y el consenso, bastante diferente del caracterizado por las iniciativas y los referendos. En diversas partes del mundo, existen propuestas de aplicación de Democracia Directa, en España Democracia Directa Activa, en Uruguay, Democracia Directa Informatizada y recientemente en Venezuela Democracia Participativa.

[editar] Véase también

[editar] Bibliografia

  • [1] "Hacia una Democracia Inclusiva. Un nuevo proyecto liberador" Takis Fotopoulos, Nordan, Montevideo 2002.
  • "The Multidimensional Crisis and Inclusive Democracy" Takis Fotopoulos, Gordios, Athens 2005. (Entire english translation: [2]).
  • Democracia directa. Pequeño léxico filosófico del anarquismo, Daniel Colson, 2001.

[editar] Enlaces externos

[editar] Notas

  1. En un Manifiesto anarquista básico se afirma:
    Necesidad de la democracia directa. La decisión de la mayoría debe ser respetada. Lo ideal son las decisiones consensuales, pero cuando el consenso no existe, se necesitan los procedimientos democráticos directos. La democracia representativa y parlamentaria es un fraude que separa al gobierno de la gente, controla nuestras vidas y genera apatía entre la ciudadanía. La democracia representativa es la posibilidad de elegir qué representante de la clase privilegiada nos va a explotar y reprimir. El poder real de la democracia radica en las manos de la gente creando las decisiones mediante el voto en el lugar de trabajo y las comunidades autogestionadas.


  2. En Presencia y relevancia del anarquismo, Sam Dolgoff afirma:
    Estas formas organizativas anarquistas: federalismo, descentralización, democracia directa y autoorganización de los trabajadores, son alternativas prácticas al Estado y al autoritarismo. [...] La democracia directa cara a cara -piedra angular de una sociedad libre- ya es advertible por la movilidad creciente de los pueblos a escala nacional y mundial.


Herramientas personales